En busca de un nuevo arte para el nuevo mundo

Hacia mediados del siglo 20 en EEUU como también en Argentina había corrientes de artistas que buscaban hacer un arte figurativo que representara el arte local.
La escuela realista que tenía Edward Hopper como referente, lo que se llamó la “Escena americana” buscaba nuevos géneros en las  imágenes de lo que veían,  paisajes  de los suburbios y las pequeñas ciudades del interior de EEUU, lo que aquí en nuestro país pudo ser similar el grupo de la Boca de Quinquela o de Victorica y sus escenas urbanas y del puerto de Buenos Aires.

hopper-noctambules

Noctámbulos, 1942, Edward Hopper, (Chicago, Arts Institute)

Este tipo de pintura derivaba del romanticismo  y del costumbrismo nacionalista del siglo 19 y su búsqueda de un arte nacional.
Estos pintores a la manera de la viejas escuelas realistas, como los anteriores pintores realistas de Barbizon en Francia buscaban  en la imágenes sencillas de  pequeños y pujantes pueblos del interior de los nuevos países americanos  el material para ser actuales y modernos.

Sin dudas mucho antes de querer ser vanguardistas o experimentales los artistas del Pop Art americano querían hacer algo diferente a las vanguardias que venían de Europa. Hacer un arte con las imágenes y los aromas de las calles de las grandes nuevas metrópolis  americanas, como Nueva York.

Ellos vivían en una medio artístico influenciado  por los nombres descollantes de  artistas  que venían de una Europa  que estaba de vuelta,  que  traían consigo la mística y los laureles de vivir una  “vida de artistas” en la ciudad luz , en la bohemia de la París de las vanguardias románticas.

El  mercado del arte y la escena artística de  New York   poco a poco se convertirían en los más importantes del mundo, para los artistas nativos  era muy importante ganarles la batalla a los europeos, para ello había que crear una escena artística de gran nivel y a la vez  un arte de jerarquía mundial, que no pasara por provinciano, ganarles a los modernos siendo igualmente  modernos y diferentes.

Era importantísimo  hacer un “arte americano” con imágenes americanas como lo intentaron pintores como Hopper , y a la vez un arte que fuera permeable a las ideas de afuera, crear una escena y un mercado americano para los artistas americanos también en el nuevo arte experimental de  vanguardia y postvanguardia.

El arte pop de  artistas  ingleses que hacían un collage irónico o paródico de «objetos encontrados» tales como anuncios, personajes de tiras cómicas, portadas de revistas y material gráfico claramente hacía referencia a la cultura estadounidense.
Estos artistas al otro lado del océano como antes los dadaístas recreaban irónicamente una estética baja o kitsch, usaron elementos claramente rechazados por el arte académico y  lo subieron al estrado del arte.
Todas estas variaciones de Ready-Made son típicas del arte posmoderno, esta mecánica hoy en día de tan usada  parece algo de uso  normal, hacer esto es casi  un género en si mismo. Artistas como Jasper Johns, Robert Rauschenberg,  Roy Lichtenstein, Andy Warhol  encontraron entonces cómo hacer a la vez arte con imágenes incuestionablemente americanas como la Coca Cola y a la vez hacer algo validado por un desarrollo artístico milenario como el europeo.

Dos blancos con u solo tiro, con el tiempo su  éxito fue rotundo e inimaginable, sin dudas el arte figurativo que el mercado ascendente y pujante de EEUU necesitaba.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: