Influencia

junio 5, 2016

Un artista es importante por como su obra influye en los demás, en las otras obras, en la imagen de una época. No solo en el arte y los otros artistas, también en la imágenes que serán de alguna forma trascendentes  para la sociedad,  sus ideas visuales influirán entonces en las imágenes de la  publicidad, en la forma de vestirse, en el diseño, y en muchos campos que son intrínsecos de la cultura.

Como un científico que con  sus investigaciones  en la  ciencia básica descubre cosas que  mucho o poco después serán aplicadas, el artista lo mismo es un investigador en el campo de los lenguajes visuales.

Un artista es un desarrollador de un alto lenguaje que será un registro cultural de una época. La sociedad usará ese desarrollo para transmitir ideas visuales de todo tipo, y para muchos usos no necesariamente  puramente artísticos

Pero además de desarrollar modos de comunicación e imágenes que dicen más que mil palabras, el artista  más que nada sabrá elegir que temas son los que importan y que decir sobre esos temas.

Siempre fue así pero mucho más desde el romanticismo y las vanguardias cuando el arte y los artistas intentaron ser más libres,  el arte verdadero es el que influye, no a cinco personas de un jurado, sino a toda una forma de ver, de su tiempo y el que vendrá.

El artista que busca decir cosas , que opina con lo que hace,  estará íntimamente conectado con su época, con la sociedad a la que pertenece, tratará de contar lo que le pasa a esa sociedad, en definitiva buscará hacer una arte que descubra  profundas necesidades espirituales de su sociedad , se verá en sus imágenes lo que esa sociedad tiene  de bueno y lo que le falta, sus aciertos y  errores más grandes.

El arte podrá ser para la  glorificación de un Estado como las obras de Fidias en la  Atenas de Pericles, podrá ser la descripción de una forma de vivir de la gente sencilla del pueblo como pintaba Van Gogh señalando así hacia donde tenía que mirar la nueva sociedad europea que se estaba transformando vertiginosamente,  podrá presentir  un peligro inminente  como lo hicieron los expresionistas alemanes en sus obras, o describir y criticar  como los nuevos medios masivos inciden peligrosamente sobre nuestros gustos y nuestras elecciones,  como lo hicieron en su momento los artistas del Pop Art.

Anuncios

El mundo ha cambiado

enero 12, 2016

El mundo ha cambiado, sólo con apretar un botón millones de personas hoy pueden publicar lo que quieran en medios sociales  o desde sus propias webs y llegar  a enormes audiencias de todo el mundo. Desde un smartphone un artista puede subir su ultima obra desde su estudio y en un segundo tener diez veces más público que en  la más exitosa inauguración de la mejor galería.


Hace sólo 10 o 15 años los músicos populares tenían que tocar los timbres de las oficinas de las grabadoras y las radios, luego esperar por horas , días , meses, años que un gerente de programación  eligiera su trabajo. Con los artistas plásticos, lo mismo era ir con un dossier de fotografías a las galerías, o centros culturales.


Todavía existen  los viejos filtros, no cualquiera entra en la programación de una gran galería comercial, un centro cultural, un museo, pero la novedad es que  estos órganos de validación cada vez están más cuestionados  e interpelados por la nuevas plataformas de exposición que han generado nuevos públicos.


El arte se ha transformado en un fenómeno masivo, antes sólo podía acceder  a él  una pequeña población que lo recibía  filtrado por una red de instituciones de validación y sus gerentes culturales , ahora millones de personas se interesan y tienen acceso libre sin intermediarios.



Esto  ha hecho también que los antiguos lugares de validación también tuvieran que cambiar, cada vez más vemos como los programadores tratan de crear eventos “que lleven gente”, cada vez se ve más performances e instalaciones que más se parecen a teatralizaciones de Disney World que a desarrollos necesarios de inspirados artistas conceptuales, todo parece indicar que ahora hay mucha más competencia, porque el nuevo publico va para cualquier lado.


El publico es enorme , está ávido de arte, y de a poco  se está entrenando para tomar el poder de decisión, el libre acceso al arte necesariamente necesita de un público más activo, de una mayor participación en la elección, ya no viene el producto pre masticado como antes, ahora hay que formarse para elegir, para encontrar en la inmensidad informativa lo que queremos.


También el concepto de “la fama” como valor está cambiando. Como dijo Andy Warhol todos alguna vez tendremos nuestros 15 minutos. La fama nunca es  indicador de calidad para un artista, y a  veces es todo lo contrario. Hoy vemos que para ser famoso en los medios no hace falta ningún talento, los famosos son famosos por ser famosos, como un hecho que se retroalimenta sin mayor necesidad.


Esto nos libera de:  ¿pero este artista es famoso, es exitoso, vale entonces la pena que mire y  apoye su trabajo? Y está dando paso  a las preguntas que de verdad tendrían que importarnos: ¿la obra de este artista me gusta? ¿ver estas imágenes me influyen, provocan un cambio en mi? 

Hombre sentado o retrato de Jose Manuel Rodriguez, talla policromada.

enero 4, 2016

Hace unos años por varias razones sin dejar la pintura decido volver a hacer escultura, y buscando las viejas herramientas vi también que  todavía conservaba algunas piezas de aquella época, esta es una de ellas, es una de las que empecé en mis épocas de estudiante.

Que una talla  se haga en muchos años no es malo, hasta tendría que ser lo normal, una buena pieza tiene que tener por lo menos 4 años de trabajo, y se podría decir que esta escultura tiene 18 años de elaboración.

Hagamos un poco de historia: me acuerdo que corría el año 1995 y fuimos con mi padre a buscar los troncos de quebracho colorado y blanco en una venta de leña en la calle 71 y 18, para lo que sería la entrega final de Escultura y así lograr la Licenciatura en Artes de la Facultad de Bellas Artes, (Me recibí de Licenciado el año 1996).

Renté un taller que era una habitación en una casa donde convivíamos varios proyectos de artistas, y durante un año hice 25 tallas, todas a la vez, figurativas y abstractas.

Siempre mi padre me dijo sin decírmelo que el quería que le hiciera un retrato después que no estuviera con nosotros en este pano.

Nunca pude hacerlo ex profeso, aunque lo veía en muchos personajes de mis pinturas nuca dije : es él.

Parece que tanta espera tuvo su fruto , porque una vez que termino esta talla, y le pongo la última pincelada del policromado algo pasó.

Como si se hubiera prendido la luz en una habitación a oscuras, vi en la madera a mi padre sentado, como se sentaba él,  con las piernas como las cruzaba él cuando cocía en su taller de sastrería, vi a mi padre sentado mirándome.

 

“Hombre sentado o retrato de Jose Manuel Rodriguez”, madera policromada, 21 x 25 x 73 cm., 2014

 

Playa Punta Mogotes 2

diciembre 31, 2015

En esta pintura he exagerado los gestos de bocas, ojos y la proporción de las cabezas haciendo de los rostros de los personajes los motores de la acción. 

Las cabezas han cobrado mayor importancia y han dejado a los cuerpos de los personajes en segundo plano, que como un baile de marionetas se mueven coreográficamente. 

La fiesta es el baile, el lugar paradisíaco, la acción esta en las miradas y las risas provocadoras. El nudo de la escena pasa por las caras de los personajes, y las miradas que hay entre ellos.

También como repito en varios cuadros de esta serie de bañistas bailarines,  todos están bailando con los cuerpos de frente, como esperando a que alguien de la fiesta situado fuera del cuadro presione un imaginario disparo con su  cámara fotográfica.

Entonces el  espectador de la pintura por un instante quizás se convierta en uno más con traje de baño, que baila y ríe en una fiesta en una  playa con un mar turquesa.

 

Playa Punta Mogotes 2, 95 x 130 cm, acrylic on canvas, 2015

Composición Numero 15

diciembre 29, 2015

En esta pintura he tratado de hacer una competencia de colores, para ello he aislado los colores para que no se influencien entre sí, luego les he dado todos la misma forma aunque no el mismo lugar, eso sería imposible.
Cuando todo estaba perfecto sólo dispuse los colores improvisando como un músico de jazz. Los colores entonces empezaron a adquirir un protagonismo absoluto, ellos han modificado entonces el dibujo, lo estático se a dinamizado, han convertido círculos iguales y estáticos en esferas que giran a toda velocidad, que cambian su tamaño, su peso peso, que vuelan hacia adelante y atrás, que se apagan y encienden, que cambian de color

 

Composición Numero 15, acrylic on canvas, 49 x 65 cm. 2013

Composicion Numero 17

diciembre 27, 2015

En esta obra he tratado de hacer una pintura absolutamente de dos dimensiones.

Evitando lo narrativo, lo descriptivo, lo representativo, todo lo metafórico que nos lleva lejos de ese plano primordial, de lo que concretamente vemos, de ese objeto que es la obra.

Me he basado en una única figura geométrica perfecta repitiéndola rítmicamente para darle a toda la obra una unidad bidimensional monolítica.

En esta obra como en otras de la serie he tratado de darle a la pintura una corporeidad de objeto, no simulando las tres dimensiones sino por el contrario reforzando la idea de que la pintura en esencia es un rectángulo blanco.

Composición Numero 17, acrylic on canvas, 45 x 65 cm. 2013

Variaciones sobre el plano de La Plata

diciembre 27, 2015

Además  de ser una proeza de la ingeniería urbanística el famoso plano del casco fundacional de La Plata, ideado por el Ingeniero Pedro Benoit  es muy bello.

Emocionalmente está ligado al orgullo de pertenecer  a la ciudad para la mayoría de nosotros  los platenses y también  se podría decir que es  nuestra primera clase de arte en las escuelas primarias.

A partir de este dibujo cuadrado, con simetrías, con curvas, con las famosas diagonales platenses, trato de establecer un ritmo de  formas y colores repitiendo las formas sencillas de los trazos de las calles del plano, curvas de medio punto, diagonales a 45 grados y líneas ortogonales. Los colores elegidos también en principio son los primarios, un color muy claro en vez del blanco y el azul oscuro en vez del negro.

variaciones-del-plano-la-plata

” Variaciones sobre el plano de La Plata “, acrílico sobre tela, 120 x 200 cm. 2013.

“Edificio”, escultura en madera encastrada pintada

diciembre 25, 2015

Esta escultura es la segunda de una nueva serie de esculturas abstractas que estoy haciendo donde trato de convertir en volumen todo el trabajo de abstracción geométrica que vengo haciendo con la pintura en los últimos años.

Como  si hubiera sacado un eslabón de las pinturas que yo llamo de estructura de tejido, aquí he rescatado una forma de dos cubos dinámicos que se equilibran en direcciones opuestas, y así he creado una escultura sostenida en el equilibrio y la fuerte presencia de los espacios que contienen y sugieren los volúmenes. Nuevamente tengo que nombrar como inspiración la serie de esculturas llamadas suplicantes , de los pueblos originarios del norte argentino que se encuentran en el Museo de Ciencias Naturales de La Plata.

 

“Edificio”, madera policromada, 20 x 30 x 47 cm , 2015

Composición Numero 11

diciembre 25, 2015

En esta pintura hice vibrar los colores  en un trabajo que traté de pintar como si estuviera tejiendo en finos hilos de color atados a una estructura sencilla, en estas obras abstractas, y en esta en especial,  trato de hacer conexión con ese ancestral telar de los pueblos anteriores que habitaron este suelo americano, tantos años yendo a dibujar y a observar por horas las telas bellísimas precolombinas en el Museo de Ciencias Naturales dela Plata me han enseñado a valorar que también se puede hacer una obra guiándonos no por la forma sino los colores. Como si fuera música, los colores me van llevando  hacia un ritmo  atemporal, luego, mucho después de tejer y tejer empieza todo a tomar forma,  a surgir la geometría.

comp-n-111

Composición Número 11, acrylic on canvas, 37 x 75 cm. 2013

Pintura Amor, de Diego Manuel

diciembre 24, 2015

amor

“Amor”, acrylic on canvas, 100 x 70 cm. 2005

En esta pintura una de las primeras de la serie hay dos cuerpos que forman un yin y yang, formas y colores que se complementan y que se buscan en dinámico equilibrio. La atracción de los opuestos que genera una inmensa energía de cambio y transformación.

Como el arte , el amor es infinitas cosas pero más que nada es energía de vida.